Si llega a la presidencia, Mauricio Macri buscará que Argentina se convierta en un aliado estratégico de Israel y que la relación con Irán se reduzca a un “estado

mínimo”, señaló la publicación Lapoliticaonline.

Macri hizo esta promesa al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con quiere celebró un en Jerusalén tras participar de la 29ª Conferencia Internacional de Alcaldes.

Uno de los funcionarios que acompañó a Macri a Israel fue su subsecretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, que fue director de la organización judía Daia. Avruj explicó al semanario los planes para la alianza estratégica que el líder del PRO cerraría con Israel en caso de ganar las presidenciales.

“Mauricio siempre miró a Israel como un país líder y reconoce su desarrollo y su innovación permanente”, señaló Avruj. Éste añadió que Macri “reconoce el liderazgo de Israel en tecnología e innovación en temas de seguridad” y que “en el encuentro que tuvo con Netanyahu él le planteó el deseo de ser un socio estratégico en esas dos cuestiones.

Netanyahu valoró también “el rechazo al memorándum con Irán, que se lo manifestó a Netanyahu”. Avruj afirmó que tras el encuentro con el premier israelí quedó en claro que la materialización seria con inversiones en Argentina de parte de Israel y que el intercambio también sería “intelectual, educativo y científico”.

Durante su visita a la entidad sionista, Macri se entrevistó con el economista de origen argentino Manuel Trajtemberg, el miembro de la Knesset (Parlamento israelí) Erel Margarit y el director general para América Latina y el Caribe de la Cancillería, Itzhak Shoham, a quienes invitó a visitar Buenos Aires, informó Yoav Adler, funcionario de la División de Asuntos Económicos de Latinoamérica y Canadá de Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, a la Agencia Judía de Noticias (AJN)

Relación mínima con Irán

Avruj advirtió que la política del PRO en relación con Irán sería “el día y la noche” con respecto a la que lleva adelante el Gobierno de Cristina Kirchner, en especial en relación a la causa Amia, un atentado del que un gran número de expertos han implicado al Mossad israelí.

“La relación con Irán va a ser totalmente fría, en sus estados mínimos como lo está ahora con el gobierno de la Ciudad”, adelantó Avruj, que añadió que Macri buscaría derogar el memorando con Irán”.

Macri ya adelantó esta postura a la ex secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, en un viaje que hizo a Nueva York en marzo. Según lapoliticaonline, Clinton le transmitió que “tiene la vocación de que la Argentina se sume a temas que son centrales en el mundo como el freno a la carrera armamentista” de Irán.

Macri busca, pues, una reorientación sionista de la política exterior argentina y separar a este país de la corriente soberanista y nacionalista de izquierda que gobierna en otros países latinoamericanos. Los proyectos de inversión israelíes esbozados por él buscan la sumisión de Argentina y su pueblo al sionismo y a Israel.

Extraido de infopress

Volver